El Individuo cualquiera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Individuo cualquiera

Mensaje por Dr. Tocomocho el Mar Abr 16, 2013 2:00 am

Corte uno:

El Individuo Cualquiera nacerá en un hospital, a manos de otro, llorando, bocabajo, azotado. No es condición imprescindible para ser El Individuo Cualquiera pero, el hecho de que suceda en tal ambiente este misterio de nacer, acorta los plazos, agiliza los trámites, acelera el precoz proceso desde un ser vida, digamos, hasta estar computado como El Individuo Cualquiera, un número archivado en carpetas ordenadas.

Es mediante este proceso como se va eliminando la vida verdadera, vida sin adjetivos ni complementos, es así como nos la van robando. Es definitivo que el proceso comience lo antes posible. Gracias que la culminación de este proceso es imposible de alcanzarse. Las moderneces técnicas avanzan y devoran tierra libre, y ya cada uno desarrolla una personalidad desde su sillón, él solito, enfundándose en su máscara, el Yo engañoso al que intenta infructuosamente engañar. Pero esto sucede algo más adelante. Desde el nacimiento, cuando ya se sufren los primeros golpes del proceso, se siente la imposibilidad de llevarlo a cabo porque, ¿de verdad eso vivo que casi nació llorando antes era un nosequé redondo y nosecuál pequeño renacuajo? ¿y hasta cuando ha sido eso o una madre, o una madre o eso? Además, eso-algo-alguien en la cuna, por mucho que nos empeñemos en adoctrinarle para que sea un buen El Individuo Cualquiera de provecho, se caga encima y llora atronadoramente si no alcanza la teta, sea la hora que sea, también los domingos.

Siempre correrá vida por los adentros y las afueras de un individuo cualquiera, por mucho que se empeñe en demostrar sus méritos como Individuo Cualquiera, y en estos primeros compases del proceso de robo, eso se siente estallando por doquier, y sabemos que no puede ser de otra manera. Dibujaba un arbolillo primero, luego se le educa en contar manzanas.

Corte dos:

A El Individuo cualquiera se le forma en casa y en la escuela. Estas son maneras igualmente predeterminadas de unos roles asignados y una jerarquía marcada: reproducen el modelo de los gobiernos, las empresas y ese tipo de maldades. Esto no es tan evidente (o no tanto como sería lógico, ya que la Formación hace tender a El Individuo cualquiera a pensar que es esto y no otra cosa lo normal, y que la vida se rige por lo normal de las normas) no es tan evidente este fondo como las farragosas formas, especialmente, de las escuelas: recintos vallados, en el peor de los casos, con cámaras, con cuartos destinados a ser ocupados en rígido orden, individual, casi siempre, y con dos espacios muy bien delimitados, a menudo con una tarima o una silla más cómoda: es el espacio del que sabe, opuestos a él los que no.

Pronto, la educación de El Individuo cualquiera se convierte en una especie de competición puntuable, evaluable en intervalos universales como si de medir distancias o enumerar objetos se tratase, hay diferentes intervalos que, al final, se reducen en: sigues adelante o te estancas. El seguir adelante es una huída hacia un título que poner entre El individuo cualquiera y la gente como escudo.

En la escuela, El individuo cualquiera aprende que se escribe herir y no erir, aunque suene igual, aprende a aceptar convenciones estúpidas como si fuesen fenómenos naturales ineludibles.

En la familia, también, y aprende El Individuo cualquiera que hay cadenas que vinculan más allá de cualquier sentido común, para toda la vida, y que trasmitir las cadenas a los que vengan es también lo normal.
avatar
Dr. Tocomocho

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 08/03/2013
Localización : frenopática

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.